Noticias y Novedades

Nuevo intento por batir el récord de la Regata Julio Verne

Álex Pella puede hacer historia a bordo del IDEC Sport si logra batir el actual récord instaurado en 2012 cuando la Regata Julio Verne estableció su derrota mínima en 45 días y 13 horas, casi la mitad de lo que calculó el excepcional escritor.
La Regata Julio Verne es un homenaje y un desafío que nació en 1992. En aquel entonces un primer grupo de tripulaciones instauró una de las pruebas más emocionantes sobre los mares: circunnavegar la Antártida partiendo desde el Canal de la Mancha y volviendo a la línea de meta.
La primera vez que se consiguió la hazaña el diario de bitácora sumó casi 80 días, restando solo unas horas para cumplir con el récord literario de Phileas Fogg. El actual récord lo ostenta Loïck Peyron, quien a bordo del Banque Populaire V consiguió reducir la navegación a casi la mitad del tiempo, parando el cronómetro en 45 días, 13 horas, 42 minutos y 53 segundos.
regata julio verne Spindrift 2

El nuevo desafío con presencia española

Desde luego que no es sencillo reducir el tiempo al actual cronómetro, pero dos equipos lo están intentando y por ahora el reloj les da la razón. A bordo del IDEC Sportva el español Álex Pella junto a Francis Joyon y varios tripulantes experimentados en navegación de regata. Al unísono partió de aguas de la Bretaña el Spindrift 2, considerado el mayor trimarán de regatas construido hasta ahora. Además de batir el récord de tiempo, la tripulación con 16 regatistas a bordo del Spindrift quiere alcanzar otro hito, el que podría elevar al podium de esta dura regata a Dona Bertarelli, la primera mujer que disputa el Trofeo Julio Verne.

Una prueba singular

En el Trofeo Julio Verne hay muy pocas condiciones. El reglamento no hace mención al tipo de barco, así que las tripulaciones igualmente podrían ir en un raquero que un trimarán de última generación. Tampoco hay un “pistoletazo” de salida. Cada barco comienza la carrera cuando lo considera conveniente, a tenor de las circunstancias meteorológicas.
Sí hay dos condiciones innegables. La primer es que la línea de salida coincide con la oposición de los faros de Lizard Point (Inglaterra) y Ouessant (Francia). La segunda condición es que se navegue bordeando la Antártida, de forma que se pase por los tres cabos más meridionales del planeta: Buena Esperanza, Leeuwin y Hornos.
Tampoco se puede hablar de que haya ediciones de la Regata Julio Verne, si bien, en ocasiones como la actual, son varios los barcos que procuran la hazaña, permitiendo a los aficionados a la vela comprobar tiempos y seguir su evolución en aras de instaurarse como los barcos más rápidos del mundo.
Las dos tripulaciones que están intentando reducir el cronómetro parado en 2012 partieron del Canal de la Mancha con una diferencia de dos horas. Eso permite que vayan navegando casi a parejo, si bien su referencia la marca el tiempo de paso con el actual barco que ostenta el récord, al que van adelantando sensiblemente.
Para seguir la regata se puede visitar la web de patrocinador oficial:http://www.spindrift-racing.com/jules-verne/

www.navegar.com, de su blog.